Hucha anti-insultos

| 26/11/2012 | Comentarios (0)

A veces, aunque no es una regla general entre los frikis, aparece un individuo adepto al frikismo que nace con la problemática tendencia de decir más insultos de los debidos. Nuestra sociedad de hoy en día es poco amiga de los insultos, y la base de una buena y correcta educación infantil consiste en hacer entender a los niños pequeños que no se pueden decir palabrotas cuando delante de la gente bajo ninguna circunstancia. Si contigo no dio resultado y quieres ser un miembro social más adecuado a lo que se espera de ti, la hucha anti-insultos puede ayudarte a conseguirlo.

Hucha anti-insultos

Hucha anti-insultos

No hagas responsables a tus padres del problema en tu educación. Yo misma, por ejemplo, me revelé en contra de sus enseñanzas en ese aspecto del lenguaje. ¿Qué tienen de malo los insultos? Siempre me ha parecido una sección muy rica de nuestro idioma, comparado con algunos otros, como por ejemplo el inglés. Sí, el inglés puede ser el idioma más hablado en todo el mundo, pero si quieres poner verde a alguien no hace falta echarle demasiada imaginación: se quedan muy cortos en variedad de palabrotas. Además, siempre me han parecido palabras graciosas, el aderezo perfecto para una buena conversación. Puede que yo sea una de esas excepciones frikis de las que hablaba antes, o tal vez se deba a una anomalía genética en mi cerebro, pero sé que jamás dejaré de decir tacos. Sin embargo, si no es tu caso y sientes una necesidad imperiosa de dejar el vicio (aunque ignoro completamente qué razones puedes tener para desear tal cosa), la hucha anti-insultos es la herramienta perfecta. Hecha de cerámica esmaltada y con forma de nube de cómic llena de símbolos metafóricos de un lenguaje demasiado espantoso como para ser pronunciado o escrito, esta hucha se alimentará de tu debilidad. Cada vez que se te escape un insulto deberás depositar una moneda en su interior. Al principio usarás los céntimos sueltos, esa calderilla de la que siempre intentas desprenderte sin conseguirlo, pero poco a poco se te acabarán… y cuando tengas que darle de comer con monedas de cincuenta céntimos, empezará a dolerte en el alma.

Líbrate de dos de tus maldiciones al mismo tiempo, de tu mal hablar y tu falta de dinero. Contén tu lengua, ahorra, y sé un poco más feliz. O haz más felices a los demás, a aquellos que no tendrán que aguantar tu sarta de blasfemias diarias. Desde luego, te hará falta ahorrar si quieres conseguir algún día la silla Emperor 1510 para dominar el mundo…


Otros regalos que pueden interesarte...

Share

Tags: , , , ,

Category: De 10€ a 30€, España, Gadgets y Frikadas, Hogar y Decoración, Regalos de Navidad, Regalos para Chicas, Regalos para Chicos, Regalos para Frikis

Deja un comentario




Si quieres añadir una imagen tuya en el comentario, puedes usar Gravatar.