En incontables ocasiones has recurrido a velas para crear ambientes mas íntimos, reservados, románticos… infinidad de momentos. Para todos ellos siempre te han asaltado las mismas dudas como colores: tipo de fragancia (si es que las prefieres perfumadas) o incluso color de la llama para los más frikis y originales. Si de verdad quieres pasar de todas esas ralladas y optar por una vía más fácil, acabas de dar con el blog acertado. Yo me comprometo a solucionar tus problemas en estos casos de indecisión y para empezar te enseño las velas Pantone, velas de diseño.

Velas Pantone

Velas Pantone

Para aquellos que no lo conozcan, Pantone Universe es una empresa que se dedica a dar un poco de color a nuestras vidas con muchos artículos, pero de forma moderada, nada de Agata Ruiz de los senderos del bosque verde mezclado con ganas de provocar ataques epilépticos. Uno de sus productos a destacar son las velas Pantone.

Estas velas las podemos encontrar en 3 tamaños característicos (puedes comprarlas pinchando en cada enlace): pequeña (alto: 7 cm, ancho: 5,6 cm y 70 gramos), mediano (alto: 9 cm ancho: 6,3 cm y 180 gramos) y grande (alto: 19 cm, ancho: 17 cm, 2 kilos y esta tiene 4 mechas, ‘pa habernos matao’). Como colores, haber, hay. La pregunta correcta sería “¿cuál no hay?“. Ya te digo yo que verde fosforito no, y si buscas algún que otro más rebuscado me tomo la libertad de decirte que tampoco lo vas a encontrar. Por cada vela tienes 3 colores que llevan una mezcla de 2 a 4 aromas mezclados (desde madera de gaiac hasta frambuesa) que dan suavidad y elegancia.

Si piensas que estas velas Pantone no son mucha cosa para ti, recapacita y hazte a la idea de que la vela grande son 2 kilos de bicho y con ello puedes matar a tu peor enemigo de la forma más original. Por otro lado, puedes optar por adornar tu casa con otro tipo de luces como los globos luminosos LED. Todo vale pero sólo tú puedes elegir.

Share