¿Quién no quiere ha soñado alguna vez con tener un dragón? Puede que aquellos a los que no les gustan demasiado los reptiles no esperen ansiosos el tener un bicho parecido a una serpiente, aunque con alas, pero el resto de la humanidad seguro que estaría encantada con tener un dragón como mascota. Aunque lograrlo es algo difícil de conseguir, ahora puedes sentirte más cerca de tu objetivo gracias a la vela huevo de dragón.

Vela huevo de dragón

Esta vela es genial como regalo, ya sea para cualquier friki de los dragones, de la serie Juego de Tronos o los libros Canción de Hielo y Fuego, de la fantasía en general o para aquellos que se preocupan en cuidar al máximo la decoración de su hogar. Una vela sirve para iluminar una habitación una vez que se ha ido la luz o para cuando conviene dar un toque íntimo y tenue a la atmósfera. Esta, en particular, tiene forma de dragón, y una forma sospechosamente parecida a la de los huevos fosilizados que regalan a Daenerys de la Tormenta por su boda con Khal Drogo. ¿Y qué pasó cuando Daenerys hizo aquel hechizo y puso los huevos en el fuego? Que los huevos eclosionaron y tres bebés dragones nacieron de su interior. Con esta vela podrás revivir ese momento, porque conforme la cera se vaya consumiendo… veréis aparecer un pequeño dragón dentro de ella. Una figura fabricada en cerámica y que puede tener tres variedades diferentes, en distintos colores: verde, rojo y negro.

Aunque si eres de esos que no sienten especial afecto por los reptiles y tampoco por los dragones pero sin embargo te consideras un frikazo de El Señor de los Anillos, seguro que te encantará tener en tu poder el portavelas bastón de Saruman. Un objeto indispensable para otorgar a la decoración de tu habitación ese toque original que te caracteriza.

Share