Hace algunos siglos atrás, precisamente en el s.XVII, Gran Bretaña conseguía convertirse en la primera potencia mundial destronando a Holanda, utilizando varios instrumentos para llevar a cabo sus malvados planes, como por ejemplo las Navigations Acts. Una vez que consiguió dominar el mundo obligó a China a abrirse al comercio exterior en el s.XVIII, obteniendo entre otros productos el té y consignándolo como su bebida nacional. Pero lo que más consiguió sorprender y cautivar a la sociedad inglesa de aquella época, fue la porcelana, ya que era un material muy atractivo, caro e imposible de imitar. Siéntete como una gran dama inglesa de alta sociedad con tu juego de tazas espresso “cables” fabricadas con porcelana.

Tazas espresso "cables"

Tazas espresso "cables"

Y es que lo único que tienes que hacer es abrir tus ojos, ampliar la imagen y dejarte fascinar y conquistar por estas tazas espresso cableadas. Pues son de lo más originales y frikis porque existen pocos juego de tazas en el que ésta no se coloque centrada en el plato, sino que está diseñada para colocar la taza en un lateral y tener un espacio al lado para colocar la cucharilla, el chocolate, la galleta y todo lo que quieras combinar con tu delicioso café. Además, no podemos negar que son divertidísimas gracias a su original diseño, que está inspirado en un conjunto de cables de diferentes colores que se enredan, se pasean y se ordenan en cuadrados por todos tus platos y tazas. Y obviamente debido a que están fabricadas a partir de una pasta muy elaborada, compuesta por caolín, feldespato y cuarzo, y cocida en tres etapas para obtener la mejor porcelana con la que tendrás un resultado de lo más distinguido y con una calidad inigualable.
Y la característica más importante con la que cuenta es una caja decorada con el mismo diseño de las tazas y que asegurará que lleguen sanas y salvas en el viaje.

Con este juego de tazas espresso cableadas podrás sentirte como las grandes damas de las más altas clases sociales inglesas, disfrutando de tu café o tu té e invitar a tus amigos, familiares y conocidos a compartir esta experiencia que costó mucho esfuerzo, dinero y dedicación poder traer a Europa desde tierras asiáticas y que dio muchos quebraderos de cabeza a los expertos que intentaron reinventar el secreto que escondían.

Share