Bienvenidos frikis de Harry Potter, seguro que habéis soñado más de una vez que los partidos de Quidditch se hicieran realidad, pero ni existen escobas voladoras, ni escuelas de magos, ni “pelotas” que vuelan, muy a nuestro pesar. Pero sí era real la emoción y nervios que sentíamos, cada vez que veíamos una nueva película de Harry Potter y aparecía un campeonato de Quidditch.

Este set de Quidditch es la frikada máxima para vuestra colección, el auténtico baúl que incluye las cuatro pelotas: una Quaffle, dos Bludger y una Snitch dorada, a parte de una cerradura y una llave para que nadie pueda robarte tu adorada y valiosa “snitch”.

Set de Quidditch de Harry Potter

Quidditch, como todos sabemos, es el nombre de un deporte ficticio que lo practican jugadores del mundo mágico de Harry Potter. Juegan estudiantes de colegios de magia de varios países y la característica principal es que se juega volando sobre una escoba mágica, estas escobas pueden ser de varios tipos, donde destaca la Saeta de Fuego, que es exclusiva para profesionales, la cual tiene Harry Potter, ya que se la regaló su padrino Sirius Black.

Este juego no tiene duración, ya que termina cuando la pequeña snitch dorada es atrapada por alguno de los jugadores y este equipo ganaría 150 puntos, es una pelota del tamaño de una nuez e increíblemente veloz.

Así que ya sabes, amplía tu fabulosa colección de Harry Potter con este baúl exclusivo y guárdalo como oro en paño, como dirían nuestros abuelos. Quién sabe si algún día podrás subirte a una escoba mágica y jugar en una competición de Quidditch.

Además, si aún no la tienes pero estás deseando tenerla, aquí tienes la varita mágica de Harry Potter, una pieza fundamental para tu colección, fabricada en cerámica y viene guardada en una caja, réplica de la original, el regalo perfecto para cualquier friki de la saga.

Share