¿No estáis hartos de tener que estiraros por la mesa para pasarle la sal a alguien? ¿Para qué molestarse en hacer algo tan incómodo pudiendo tener un salero y pimentero robóticos y a cuerda para que ellos solitos vayan andando hasta la persona que necesite de sus servicios?

Salero y pimentero robotico a cuerda

Salero y pimentero robótico a cuerda

Estos simpáticos compañeros mecánicos tan solo necesitan que les den un poco de cuerda para ir allá donde les necesiten, pero no os preocupéis, no son más listos que las personas que los diseñaron, y por si acaso siguen estas tres leyes :

– Un robot debe sazonar la comida de un ser humano ,  o no permitir  que por su inacción, un ser humano sufra por una comida sosa.

– Un robot debe obedecer las órdenes que le son dadas por un ser humano, excepto si estas órdenes entran en conflicto con la Primera Ley.

– Un robot debe proteger su propia contenido (por ser una mercancía muy costosa), hasta donde esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley.

Así que ya sabéis, adquirir en vuestra sucursal de Robco más cercana un pack de estos exclusivos robot salero y pimentero a cuerda. ¡Sus ventajas son infinitas! ¡Si no quieres echarle sal, puedes echarle pimienta! Los robots vienen en unas cajas con un diseño retro muy original (aunque retro y original sean prácticamente términos opuestos).

Los robots miden aproximadamente 10 centímetros de alto, y vienen diseñados para que se les pueda abrir la cabeza e introducirles una pequeña cantidad de sal o pimienta, y luego expulsarla por una salida como las de un salero o un pimentero de toda la vida. El robot negro es para la pimienta y el blanco para la sal. Un maravilloso regalo friki para cualquiera que le gusten los robots o le guste sazonar su comida con estilo, que va a juego con el salero y pimentero cubo de rubik.

Share