La séptima temporada de Juego de Tronos ha comenzado y no podemos estar más contentos. Ha venido cargada de fuerza para hacernos disfrutar como nunca. Estamos ante la temporada más corta de Juego de Tronos, de la que solo podremos ver siete episodios, y esperar un año más para saber el final de esta gran serie. ¡Qué nervios!

En esta temporada Daenerys tiene como objetivo conseguir el trono de los Siete Reinos sea como sea, y no está nada mal por donde ha decidido empezar, desde el lugar que la vio crecer, Rocadragón, la fortaleza ancestral de la Casa Targaryen hasta la Guerra del Usurpador, cuando el Rey Robert I se la concedió a su hermano Stannis Baratheon. ¿Sabíais que ese escenario se encuentra en la isla San Juan de Gaztelugatxe en el País Vasco? Aunque muchos de sus paisajes han sido modificados, el camino que conduce hasta el palacio es tal cual el original. Qué momentazo cuando Khaleesi abre las gigantes puertas de su hogar…

Si sois unos frikis de la familia Targaryen y en concreto de la Madre de Dragones, os encantará tener esta réplica de huevo de dragón Drogon, uno de los tres huevos que pudimos ver en la primera temporada de Juego de Tronos. Una pieza de colección perfecta para decorar vuestro hogar o regalar a algún amigo fanático de Juego de Tronos.

Réplica huevo de dragón Drogo de Juego de Tronos

Drogon es uno de los dragones nacidos en el Mar Dothraki, junto a Rhaegal y Viserion. Eclosionado por Daenerys Targaryen, fue nombrado en memoria de su difunto esposo, Drogo. Se cree que es la reencarnación de Balerion el Terror Negro, pero Daenerys decide darle un nuevo nombre para una nueva vida. Este dragón tiene escamas negras, y cuernos y la columna vertebral del color de la sangre. Es el más grande y agresivo de los tres, y su llama es negra con vetas rojas. Si te encanta este dragón, hazte ya con la réplica de su huevo.

Si aún no tienes la figura Funko Pop de vinilo de Daenerys, aquí la tienes para que puedas integrarla a tu gran colección de merchandising de Juego de Tronos.

Share