Nadie, en su sano juicio, se implanta una garras de adamantium porque nadie tiene una veloz regeneración ni tiene un mecanismo mutante para sacarlas a voluntad. Es obvio que para los frikis de Lobezno o Wolverine esto sería un sueño que nunca llegará a cumplirse. Sin embargo es posible tener unas pseudo-garras aunque no podamos sacarlas a voluntad y el material sea de dudoso adamantium. Es momento de defenderse de ladrones con las réplicas de las garras de Lobezno, es momento de hacerse notar en el mundo y alzar las garras al cielo.

Réplica de las garras de Lobezno

Réplica de las garras de Lobezno

Cuando era un crío y veía en televisión la estupenda serie de X-Men se me ponían los bellos de punta cuando entraban en combate y hacía acto de aparición una mancha amarilla veloz y muy chula que acababa con todo lo que se interponía en el camino de sus garras. En cómic también se me erizaban los pelos en situaciones hostiles. Todos deseamos alguna vez un poder mutante digno de lucir por las calles, ya sea trepar, poderes telequinéticos, volar, provocar tormentas o cualquier cosa similar. Regalos Frikis pone a tu disposición las garras de Lobezno pero respecto al poder de regeneración… poco podemos hacer de momento, habrá que esperar a la ingeniería genética.

Mientras nuestros compañeros ingenieros se ponen al día queremos que disfrutes con las garras de Lobezno. Dado que sería muy caro sintetizar el adamantium, hemos querido hacerlo de un material más barato y que dé la talla, acero inoxidable. Como sabemos que tendríamos que sujetarla con las manos, la empuñadura es de cuero para facilitar el agarre. La gente temerá ver esos 28 centímetros y nadie se atreverá a pedirte una limosna.

Si eres más casero tiene un soporte de adorno con el logo de los X-Men, para colgarlo con estilo. Acompáñalo de su muñeco antiestrés Lobezno y usa las garras en vez de las manos.

Share