En innumerables ocasiones te has duchado, doy fe de ello. Es más, te diría que eres un amante de la música y te encanta cantar a viva voz mientras tu cuerpo se introduce en un mundo de aromas que perfuman tu presencia pero que no compagina demasiado bien con tu canto. Puedes hacer dos cosas: no cantar o cantar con música de fondo. Yo he intentado muchas veces ducharme con música pero el reproductor (muy grande) está en mi habitación por lo que tengo que subir mucho el volumen. Pero una radio impermeable y un par de ventosas… radio de baño con forma de grifo.

Radio de baño con forma de grifo

Radio de baño con forma de grifo

En vez de liarte a arrastrar cables de una habitación a otra corriendo el peligro de pisar alguno y caerte o retirar el reproductor y darte cuenta que ese rincón, siempre inmóvil, está comido de mierda, puedes hacerte con la radio de baño con forma de grifo y no corres  el riesgo de que la humedad provoque un medio preferente para la corriente eléctrica del enchufe y te meta un cebollazo del copón divino… ‘pa habernoh mataao’.

Además de su original forma simulando un grifo (cuidado, no te confundas y en vez de girar el grifo del agua caliente subes el volumen de la radio o cambias de frecuencia), tiene un par de ventosas lo suficientemente fuertes como para agarrarla de por vida a la pared de tu ducha… si no le haces muchas perrerías y te dedicas a despegarla cada dos por tres pegando tirones o pinchando las ventosas para que no peguen. Si lo que te preocupa es el tamaño, sus medidas son 17 x 16 x 6 centímetros.

Tranquilidad para aquellos que duden de su energía porque tiene suficiente como para aguantar una ducha eterna en tu baño friki, así que es digno de ocupar un hueco en tu hábitat natural.

Share