Hay frikismos de todo tipo, pero algunos son más baratos que otros. Sentarse en el ordenador y ver una serie de anime no cuesta nada, pero coleccionar figuras con licencia o irse de viaje es otro asunto muy diferente. Si lo que verdaderamente te gusta es viajar, a pesar de lo caro que puede salir, seguro que quieres tener en tu poder el póster “100 lugares que visitar antes de morir”.

Póster "100 lugares que visitar antes de morir"

Las pasiones no entienden de dinero, ¿verdad? Y sino que se lo cuenten a nuestros bolsillos. Es una faena tener gustos caros, pero es algo que no podemos evitar. Una cosa es controlar nuestros caprichos, pero contra el frikismo no se puede luchar, porque aquello de lo que somos frikis nos llena el corazón de dicha y da paz a nuestras almas. Viajar en sí no es barato, pero se puede abaratar si uno busca bien las ofertas y sabe montárselo bien. Si tienes un espíritu viajero y te pasas los días ahorrando para tu próxima escapada, quizás te guste tener en tu habitación el póster “100 lugares que visitar antes de morir”, tanto por darle un toque decorativo a tu habitación como por ir completando el objetivo de visitarlos todos. Conforme vayas viajando podrás ir destapando las casillas, ya que debajo del nombre del sitio hay un gracioso dibujo representativo del lugar en el que has estado.

Puede que tengas que ahorrar mucho, pero seguro que te lo pasarás pipa y que cuando lo completes te sentirás feliz y realizado. Pero si todavía ves muy lejano el día en que consigas el dinero suficiente para empezar el primer viaje y quieres marcarte un reto un poco más asequible, también puedes colgar en tu pared el póster “100 cosas que tienes que hacer antes de morir”.

Share