Todos los niños quieren una mascota, un pequeño ser con el que jugar y al que acariciar sin tener que contraer ninguna responsabilidad. Responsabilidades que normalmente recaen en hombros de los padres, hermanos mayores o cualquier otro familiar con algo más de edad, por lo que en casi todas las familias existe la típica disputa de “quiero un perrito” y “no hay perrito que valga”. Os traemos algo que acabará, al menos de forma temporal, con ella: la piedra mascota por USB.

Piedra mascota USB

Piedra mascota USB

La piedra mascota, tal y como suena, es una piedra que sirve de mascota. Tuvo su boomb hace ya años y ahora vuelve a la era moderna conectada a nuestros ordenadores mediante un cable USB, aunque sus funciones siguen siendo las mismas: reposar sobre el escritorio y aportar serenidad a tu alma. Al más puro y duro estilo zen. La piedra mascota mantendrá a los pequeños de la casa entretenidos con la novedad y no acarreará problemas de gastar dinero y tiempo comprando pienso de animales ni tendrá inconveniente de caquitas ni pipises no deseados en lugares no deseados en momentos inoportunos. Y si eres así de frikazo y quieres una piedra mascota para ti, adelante: aquí nadie te juzgará. Es posible conectarla a cualquier ordenador, sea del tipo que sea, mientras que tenga conexión USB. Y si quieres airearla un poco a la pobre para que no se pase las horas muertas viendo cómo frikeas y juegas al ordenador, también puedes sacarla a dar un paseo usando el cable de conexión a modo de correa.

Cada piedra mascota es única, así que si te quieres comprar una y te da por convencer a un amigo de que se la compre también, podéis comparar el relieve de vuestras piedras: “la mía tiene un bultito aquí”, “la mía por aquí es más oscura…”. Ya le toca a Ollie, la mascota de Twitter, dejar el relevo a las futuras generaciones. Dale un hogar a tu piedra mascota… ¡no te arrepentirás!

Share