Hacer galletas es todo un arte, aunque parezca una de las cosas más sencillas y tontas del mundo. Hay que hacer la masa bien para que suba lo suficiente sin que lleguen a parecer magdalenas compactadas (galletas c4), hay que cuidar el punto de cocción para que no se queden ni crudas ni duras como piedras y desde luego, y no menos importante, es conseguir que sepan de maravilla; de nada te sirve hacer unas galletas perfectas si saben a caca total. Y si además de hacer unas galletas requetebuenas quieres que sean igual de frikis que tú, usa los moldes de PacMan.

Moldes de galletas PacMan

Moldes de galletas PacMan

Todos hemos pasado buenos ratos de vicio malo malo jugando al famoso Comecocos alguna vez en nuestra vida, pero ahora que ya no tenemos tiempo libre y que pasamos el poco que tenemos viciados a otras cosas, es momento de que PacMan nos haga disfrutar de otra manera. Y es que no es justo que él sea el único que se zampa aquí al ciento y su madre, porque tanto fantasmita de colorines le va a causar un empacho digno de la mejor gastroenteritis.
Con los moldes de galletas PacMan podrás hacer las galletas más frikazas y darte un atracón de glucosa del bueno hasta que no te entre en el cuerpo ni una sola migaja más, o ser mejor persona y compartirlas con tus colegas para no ser tú el único que coja peso debido a la gula. Gula… ¡qué digo gula! Quería decir homenaje, un homenaje a este gran personaje pionero de los videojuegos, en un ritual en el que seguiremos sus mágicas enseñanzas: devora a tus enemigos. Y si tu enemigo es el azúcar y los dulces, mejor comérselos todos para así evitar la tentación.

Consigue ya los moldes de galletas PacMan para dar un toque original a tus creaciones, o bien con los moldes ninja. ¡Atento, porque es posible que se te escapen justo antes de hincarles el diente!

Share