Todos sabemos que R2D2 es algo más que un robot con inteligencia artificial que hace algo más que andar (más bien rodar) de una forma simpática y emitir sonidos que sólo dos o tres comprenden. Entre otras cosas, ayuda a pilotar naves de combate, por lo que su integridad física en cada película siempre corre peligro por una cosa u otra. ¿Y si en una de estas sale despedido de la nave y se empotra contra tu pared? De ahí surgió la idea de esta lámpara de pared R2D2.

Lámpara 3D con grietas de R2D2

La probabilidad de que el anclaje falle, después de saltar la seguridad, de que R2D2 resista el impacto a una velocidad de momento desconocida pero podemos intuir que si no se desintegra atravesando la atmósfera de nuestro planeta después de, a lo mejor, recibir algún disparo suelto, atravesando un muro algo grueso, o más de uno si tu habitación está muy profunda, y se quede a una distancia suficientemente lejos de nosotros para que los escombros no nos hagan papilla… todo eso hace que sea improbable. Es decir, que no va a llegar, creemos, volando desde el espacio para estrellarse en el muro de nuestra habitación para quedarse sin más, quieto, brillando alocadamente sin emitir sonidos… A él le va la aventura.

Aquellos que queráis esperar esa oportunidad que, desde aquí, os recomendamos que no esperéis, si optáis por comprar una réplica, tendréis una lámpara friki de Star Wars. Se trata de una lámpara 3D con bordes que simulan una grieta en la pared que lo pongamos, como si viniera volando desde el espacio accidentalmente para quedarse con nosotros iluminando nuestra vida. Emite una luz blanca suave que envuelve toda la habitación y nos recuerda que las fuerzas del bien y los Jedi siempre velarán por nuestra seguridad.

Share