Ya está el tonto de las luces escribiendo o preparando algo relacionado con la iluminación o con luces raras… incluso colores fusiformes que cambian gradualmente a otros aun más psicodélicos! Pues os equivocáis, esta vez no traigo ningún tipo de juego de luces graduales ni LED como las luces de ducha con medidor de temperatura LED. Ahora tengo ganas de presentar una plataforma para poner tus bombillas de bajo consumo (porque espero por tu bien y el de la humanidad, que así sea, sino te perseguiré hasta darte caza…). Ahora tengo el honor de presentar una lámpara flexible.

Lámpara Flexible

Lámpara Flexible

Todos tenemos una lámpara en tu zona de lectura, tu habitación, encima del escritorio para estudiar (o frikear, quién sabe). Pero casi nadie tiene una lámpara flexible como esta. A veces se tienen problemas con buscarle una zona fuera de riesgo, que no se caiga y cosas así. Por ejemplo, la mía se cae cada dos por tres, llámame torpe si quieres, pero Newton quiere que precipite con una aceleración de 9,81 metros por segundo al cuadrado. Con esta, la pones en cualquier lado enganchada y seguro que tendrá una vida media más larga que cualquier otra.

Sea cual sea la manera, esta lámpara friki debe caer en tus manos porque sí, simplemente sí y ya esta. No tienes permiso para hacer otra cosa o te buscaré y acabaré contigo. Tienes dos buenos motivos para buscarte una: porque es pequeña, lo que implica comodidad, y encima funciona con batería, es decir que encima consume una energía más limpia (la batería viene incluida en el paquete, y si no fuera así, buscaría a su inventor y acabaría con él). En cuanto a iluminación, es perfecta para la lectura y horas de estudio nocturnas. Y si se va la luz en tu casa, con tener la batería cargada es más que suficiente.

Recuerda que acabaré contigo en caso de desobedecerme. Una pena que no tenga un hipnosapo, sino las cosas serían más fáciles y me mancharía menos de sangre.  ¡Ale! A ser feliz.

Share