Regalar flores puede parecer algo muy tópico, y aunque quizás lo sea no deja de ser un bonito detalle con el que sorprender a alguien querido… siempre que a esa persona le gusten las flores, por supuesto. Pero si quieres darle una vuelta de tuerca a un regalo de toda la vida para hacerlo más novedoso, te podemos ayudar con una buena alternativa: el kit para un ramo de flores.

Kit para un ramo de flores

Regalar flores puede ser una muestra de amor, de amistad o de respeto. Un ramo gustará a aquellos que sientan verdadera pasión por las flores, ya que no son sólo bonitas sino que además huelen estupendamente. Pero si quieres dar en el clavo con el regalo perfecto y además demostrar el aprecio que sientes por la persona que las va a recibir, puedes hacerlo con este kit. Tiene todo lo necesario para que seas tú mismo el que se encargue se plantar y hacer crecer las flores, y no podrás negar que regalar un ramo que las cuidado tú mismo tiene mucho más mérito que comprarlo en una floristería. Un paquete de semillas de flores silvestres, otro de semillas de flores aromáticas, cuatro discos compost, cuatro marcadores de madera y cuatro macetas de fibra de coco. Aunque si te vuelven loco las cositas monas, te encantarán los Peropon, las macetas kawaiis con autorriego.

Si además te gusta la jardinería, esto también será un pasatiempo para ti. Y si por otro lado nunca te has llevado demasiado bien con las plantas, siempre es momento de ponerse manos a la obra. No es para nada complicado: sólo tienes que colocar un disco de compost en una de las macetas, añadir un poco de agua para que el disco se expanda, plantar algunas semillas y mantenerlo siempre húmedo.

Share