Imaginaos por un momento que somos dueños de unas tierras con las que no sólo trabajamos y exportamos, sino con la que sobrevivimos. Si no estamos en el campo no tendremos comida ese día. Algo así es nuestro día a día pero de una forma menos directa, es decir, si no tenemos trabajo no ganamos dinero y eso lleva a muchas consecuencias. Para aprender a administrar un trabajo, conseguir nuevos adeptos con los que trabajar las tierras y cosechas y conseguir recolectas poderosas y envidiosas, jugad al juego de mesa Caverna.

Caverna

Caverna

Se trata de un juego muy interactivo y, hasta el momento, muy esperado. Consiste en llevar unas tierras sobre las que plantamos y trabajamos gracias a unos enanos que nos ayudan. En cualquier momento podemos conseguir nuevos enanos aumentando nuestra familia, podemos ampliar nuestro ganado, tenemos libre comercio gracias a los rubís que consigamos durante el juego, una especie de moneda de cambio para ampliar nuestras expectativas de futuro. Éstas se consiguen dentro de las cavernas, así que a poner nuestros pequeños enanos a currar con pico y pala.

Esta es una bonita manera de empezar a aprender a dirigir la masa hacia la dominación mundial. El problema es que es un juego largo y de 1 a 6 jugadores. Eso sí, muy divertido y perfecto para pasar la noche o la tarde en familia o con amigos, y de paso los enseñáis a manejar una situación de crisis, cómo educar a nuestros enanos para que sean fieles y no cuestionen órdenes… Todo un plan de frikis por y para friki, hecho y confeccionado por frikis y los pingüinos guerreros de Atlantea, situada a la derecha del Olimpo donde Zeus es un poco promiscuo, por decirlo suavemente. Total, que es un juego para muchos jugadores y cuya dinámica de juego es muy divertida. ¡Que no se os olvide probarlo!

Share