Puede que ni tú ni yo seamos superhéroes, o no tengamos ningún tipo de poder que nos obligue a tener responsabilidades morales de ningún tipo, pero eso no quiere decir nuestro día a día esté exento de peligros, y es que el desastre, o la mala suerte, puede estar aguardándonos detrás de cada esquina. Pero si quieres sentirte seguro al menos en la cocina, no olvides ponerte el delantal y la manopla Batman.

Delantal y manopla Batman

Todos sabemos que el poder que hace de Batman el superhéroe vigilante y luchador de la ciudad de Gotham es el dinero que posee, fruto del imperio empresarial de su padre y que acabó heredando tras su desafortunada muerte. Pero es un ser humano como tú y como yo, quitando que sabe pelear y que ya ha vencido a un montón de villanos. Si quieres hacer frente a los múltiples peligros que entraña la acción de cocinar y quieres sentirte más seguro, más valiente o más feroz, ponte el delantal y la manopla con el logo de Batman para intentar contagiarte un poco de sus virtudes y atributos. Nunca se sabe cuando le va a dar al aceite por saltarte a la cara, o a la camiseta, o cuando la comida va a salir despedida hacia tu ropa con la evidente intención de mancharte. La manopla evitará que te quemes cuando vayas a sacar la bandeja del horno y te permitirá servir platos calientes en la mesa sin ningún problema. Eso sí, ni el delantal ni la manopla te ayudarán a cocinar mejor, pero si quieres nuevas ideas con las que innovar échale un vistazo al libro “El mundo en 4 ingredientes”.

Aunque te sientas protegido con tu genial delantal, sé igualmente cuidadoso por si las moscas. Friki precavido vale por dos, ¿o no? Y si además consigues triunfar en la cocina y deleitar a los invitados, tal vez no consigas convertirte en Batman, pero sin duda serás el superhéroe del día.

Share