Si te consideras un friki de La Guerra de las Galaxias, deberías estar dispuesto a comprobar hasta qué punto llega tu frikismo sobre el tema. Puedes ser todo un experto en la materia, tener un nivel intermedio de conocimientos o ser sólo un aficionado. Pero, tengas el nivel que tengas, siempre podrás llevar uno de estos geniales colgantes de Star Wars.

Colgantes de Star Wars

Hay cuatro colgantes distintos, aunque todos ellos tienen que ver con personajes y elementos claves de la saga cinematográfica. Están fabricados en zamak y bañados en plata de 15 micras, la cadena mide unos 40 cm y el colgante mide 20 mm de ancho. Uno tiene la cabeza de Darth Vader, porque este lord sith no es sólo el malo de las 3 películas, sino también el protagonista principal de las 3 segundas y el eje principal del argumento de la historia de Star Wars. El segundo tiene a R2D2, ya que este robot no es un simple droide para naves espaciales. Lejos de limitarse a reparar las naves y de ayudar a los pilotos, R2D2 se convierte en el droide aliado de los Jedis primero y después de la Resistencia. Guarda un montón de información secreta en su interior en más de una ocasión y salva la vida de los protagonistas otras tantas veces. El tercero es un casco de soldado imperial, y tiene su origen en el ejército clon que Lord Sidious se las ingenia para conseguir durante los episodios 1, 2 y 3. Y el último tiene la nave de Han Solo, el Halcón Milenario, que representa la libertad y la determinación de la Resistencia, por ser una de las naves más rápidas y por ser su piloto un luchador muy representativo (dejando a un lado sus arrebatos de contrabandista).

Y si has visto el episodio VII, “El despertar de la Fuerza”, y te has enamorado del nuevo droide BB-8, también puedes conseguir uno para ti. No te servirá para mantener tu nave, pero sí que podrás interactuar con él a un nivel que no puedes ni imaginar.

Share