Wade Wilson, o como lo conoce mucha gente, Deadpool, es un superhéroe antihéroe debido al curso que tomó su vida después de pasar por las manos de los científicos del programa Arma X. Pero nadie es perfecto, ¿a que no? Y aun sabiendo que Deadpool no lo es, lo adoramos igual, del mismo modo que él adora, sobre todas las cosas, las chimichangas o burritos mexicanos. Su amor por ellos explica la cara de pánico que tiene en la camiseta “A merc with no tacos”.

Camiseta "A merc with no tacos"

Deadpool es genial y pertenece a Marvel. Es muy divertido, tiene un uso espléndido del sarcasmo y una maestría indudable en el uso del humor negro. Sin embargo, aunque siempre tuvo estilo propio incluso cuando sólo era Wade Wilson, su personalidad cambió después de someterse a los experimentos humanos del programa paramilitar del gobierno canadiense, Arma X. El gobierno le ofreció a Wade la posibilidad de curarle el cáncer que padecía, implantándole el “factor curativo”extraído de Lobezno. El cáncer desapareció, pero Wade cambió por completo. Quedó desfigurado y mentalmente inestable, y desarrolló nuevas habilidades: su factor curativo era superior al de Lobezno, y aparte quedó dotado de fuerza, agilidad, resistencia y reflejos sobrehumanos. En la película, Deadpool empieza una vendetta personal contra la persona a la que él responsabiliza de su sufrimiento: Francis. Aunque en los cómics, como casi siempre ocurre, la historia cambia.

En esta camiseta tan original podemos ver una imitación del cuadro “El Grito”, de Edvard Munch, en la que aparece Deadpool con un grito mudo de agonía al ver que la furgoneta de sus chimichangas favoritas, Deadly Tacos, está cerrada. Si eres un friki de Deadpool te encantará esta camiseta que podrás sumar a tu colección de camisetas con estilo, y puedes paliar el hambre de Wade comiéndote tú mismo una deliciosa chimichanga mexicana con pollo, frijoles, arroz, queso y guacamole. Y si te gustan los Simpsons y quieres ver la versión del El Grito de Bart Simpson, échale un ojo.

Share