Juego de Tronos tiene muchos personajes importantes. Aunque hay unos cuantos que tienen mayor relevancia, todos tienen una historia que contar, una forma de participar en el argumento, ramificándolo y dándole el sello personal de George R. R. Martin. Si uno de tus personajes favoritos es Sam, ahora puedes añadir el cabezón Funko POP Samwell Tarly de Juego de Tronos.

Cabezón Funko POP Samwell Tarly de Juego de Tronos

La historia de Samwell Tarly es algo desafortunada. Es el hijo de Randyll Tarly y Melessa Florent, y desde pequeño fue una decepción para su padre. Lord Randyll intentó convertir a su hijo primogénito en un caballero, pero a Sam nunca le gustó luchar y siempre fue cobarde, un chico tranquilo y pacifico, sensible y reflexivo. Después de rendirse al respecto y ante la perspectiva de que su hijo menor sí tenía las cualidades que él buscaba en un heredero, amenazó con asesinar a Sam si no se unía «voluntariamente» a la Guardia de la Noche. Sam no tuvo más remedio que aceptar y así Randyll se lo quitó de en medio. Pero la personalidad y los rasgos bonachones de Sam tampoco tuvieron un buen recibimiento cuando llegó al Muro, y Jon Nieve se convirtió en su primer amigo. Porque aunque Sam no es valiente ni arrojado, tampoco fuerte ni hábil, es muy inteligente e imaginativo. Y eso es lo que le granjea el puesto como mayordomo del maestre Aemon.

Las habilidades de Samwell y su amistad con Jon le confiere también un papel importante dentro de la Guardia de la Noche. Y su rol se vuelve cada vez más importante, aunque no haré ningún spoiler al respecto. Si eres un coleccionista, tienes que añadir a Sam a tu colección de figuras Funko de Juego de Tronos. Si aparecen Caminantes Blancos, agradecerás tener su compañía.


Share