Cocinar puede cocinar cualquiera, pero cocinar bien necesita práctica y tiempo, pues un verdadero chef ni nace siéndolo ni se hace de la noche a la mañana. Y aunque puedes recibir consejos y aprender de otros mejores que tú, nunca viene mal tener unos cuantos truquitos escondidos en la manga. Por ejemplo… para descongelar los alimentos congelados mucho más rápido de lo normal, ahora puedes servirte de la bandeja de descongelación rápida.

Bandeja de descongelación rápida

Todos congelamos alimentos o compramos alimentos ya congelados, puesto que es una buena forma de ahorrar en comida y de conservarla durante mucho más tiempo. Y realmente no hay ningún truco para descongelarlos de un minuto a otro, puesto que es un proceso lento. O bien dejas los alimentos fuera del frigorífico la noche de antes, o te ayudas del agua caliente del grifo o del microondas. Sin embargo, hay quienes no son muy fans de estos métodos, y precisamente para esas personas y para aquellos que habitualmente tratan con alimentos congelados llega la bandeja de descongelación rápida. ¿Cómo funciona? Muy sencillo. No tiene ni pilas, ni baterías ni es necesario enchufarla a la corriente eléctrica. Es de aluminio, un material anti-adherente, y funciona gracias al principio de superconductividad térmica, que absorbe el calor ambiental y lo concentra en la comida sobre la bandeja.

Es una forma mucho más rápida de descongelar los alimentos, higiénica y ahorrativa. Después de usarla, para limpiarla no tienes más que lavarla durante 20 o 30 segundos bajo agua caliente o meterla en el lavavajillas, lo que prefieras. Así que si eres un friki cocinitas pero despistado y eres de los que, como yo, se olvidan la mitad de las veces de dejar la comida descongelándose la noche de antes, gracias a la bandeja de descongelación rápida ahora puedes ponerle solución y seguir disfrutando del noble arte de la cocina.

Share